Envíos gratis a partir de $3.500

Envíos gratis a partir de $3.500

Los envíos demoran en CABA y GBA de 24 a 48 horas, y en el interior del país, de 3 a 4 días hábiles.

Café fresco en grano o molido

Despachamos todos los pedidos de café con menos de 10 días de tueste. Para las compras de café molido, la molienda de los granos es realizada al momento de efectuada la compra. De esta manera aseguramos que el café llegue fresco y en un empaque hermético que lo conserva en excelentes condiciones.

¿Cómo hacer un buen café en Prensa francesa?

Prensa Francesa

La Prensa Francesa es un dispositivo para preparar café. Consta de un recipiente en el que se prepara la infusión y un filtro metálico en forma de émbolo que una vez presionado separa la borra del líquido.

Preparar café en una Prensa Francesa es la forma más fácil de hacer café rico en casa. La bebida resultante es similar al café de las cafeteras de filtro pero con sedimentos y aceites que aportan más cuerpo y textura en la taza. Esto es producto de filtrarlo a través de una malla metálica.

Historia de la Prensa Francesa

El origen de éste método es incierto, pero una de las historias más difundidas data alrededor del año 1850. Habla de un campesino francés que salía a pasear todos los días llevando con él un jarro para preparar café. En ésa época el café no era muy rico ya que lo preparaban hirviendo el agua junto con el café molido. El resultado era una bebida muy amarga pero con efectos revitalizantes.

Según cuentan, hubo un día en el que el campesino puso a calentar el agua y se olvidó de agregarle el café. Cuando se dio cuenta sacó el jarro del fuego y echó el café molido directamente al agua hirviendo. En seguida se generó espuma y el café quedó flotando en la superficie. Para no perder su café, el hombre lo empujó al fondo del recipiente ayudándose con una malla metálica y una varilla. Esa resultó ser la mejor taza de café que había tomado.

Datos concisos

Sin embargo, lo que sí se puede asegurar es que en 1852 apareció el primer registro en papel de un dispositivo como la Prensa Francesa. Ese año dos franceses de nombre Mayer y Delforge patentaron un modelo llamado La Cafetiere.

Cafeterie. Primer patente de una Prensa Francesa

Más tarde, en 1928 se registró una patente para un aparato similar con la firma de los diseñadores italianos Attilio Calimani y Giulio Moneta. A partir de ese momento figuran muchas patentes para dispositivos que pretendían mejorar los diseños existentes con mejoras aunque sin grandes aportes.

El próximo modelo que se destacó apareció treinta años más tarde de la mano de otro italiano llamado Faliero Bondanini. El diseño que patentó fue el que se volvió más popular y es el que rige los modelos actuales.

Gracias a su accesibilidad, facilidad de uso y los buenos resultados que se obtenían al preparar café con este método, la Prensa Fancesa se volvió rápidamente un dispositivo conocido y usado por mucha gente.

El modelo más famoso es el Chambord. Primero fue comercializado en Europa por una empresa francesa y luego comprado por Bodum. La reconocida marca danesa logró volver esta cafetera aún más popular vendiendo el modelo Chambord Original del cual todavía mantiene las patentes.

Prensa Francesa Chambord moderna

Molienda y tipos de café ideales para preparar en Prensa Francesa

La Prensa Francesa es un método de extracción por inmersión. Es decir, el café queda sumergido en agua durante cierto tiempo y luego se filtra a través de una malla metálica.

En este método las variables que controlan la extracción son: la temperatura del agua, el tiempo de infusión y el tamaño de la molienda.

Básicamente, la temperatura del agua determina la rapidez de la extracción, podemos decir que es la energía con la que se extrae.

Con la molienda decidimos cuánta superficie de contacto café-agua vamos a tener. Esto ayuda a determinar qué tan fácil es para el agua extraer el café. De esta manera cuanto más fina es la molienda, hay mayor superficie de contacto y la extracción resulta más fácil y rápida.

El tiempo de infusión determina cuánto queremos extraer del café.

Cafe-molido-grueso para Prensa Francesa

Como la Prensa Francesa filtra el café mediante una malla metálica, si usamos una molienda fina gran parte del café molido va a pasar a la bebida final a través de los espacios libres en la malla. Por eso, con la Prensa Francesa se usa una molienda de media a gruesa: como el azúcar de mesa.

La temperatura del agua va a depender del café que usemos, pero el ideal suele estar alrededor de los 90°C. Si tenemos un café de tueste claro podemos usar agua más caliente. Si el tueste es oscuro mejor bajar un poco la temperatura.

Con estos dos parámetros establecidos, podemos jugar con el tiempo que dejamos la infusión para encontrar el mejor balance de sabor. Normalmente es entre 5 y 8 minutos.

Teniendo en cuenta esto, con la Prensa Francesa podemos preparar cualquier variedad de café y destacar los aspectos más interesantes de cada uno.

Cómo preparar café en Prensa Francesa

Como dijimos más arriba, preparar un buen café con éste método es muy sencillo. Lo único que necesitamos es una Prensa Francesa, café de especialidad y agua de buena calidad.

Si tenemos, lo ideal es usar una balanza para pesar todo.

como hacer cafe en prensa francesa

1. Calentar abundante agua a 95°C. Podemos dejarla hervir y esperar unos 30” para que baje la temperatura

2. Pesar 20 gr de café (o dos cucharadas soperas) y molerlos con una molienda gruesa. Si no tenemos un molinillo podemos usar café pre molido, pero asegurándonos de que esté molido grueso.

Podés revisar nuestra guía para saber elegir el mejor café molido.

3. Colocar el café molido en el vaso de la prensa y verter 300 gr de agua caliente encima.

4. Mezclar un poco con una cuchara para asegurarnos que todo el café está bien humedecido, colocar la tapa sin bajar el émbolo y dejar infusionar 5 minutos por lo menos.

5. Una vez pasado el tiempo presionar el émbolo suavemente hasta el fondo, tratando de no agitar las partículas de café.

6. Servir todo y disfrutar.

Empezando a experimentar

A partir de esta receta podemos empezar a hacer pequeños cambios en base a nuestros gustos. 

Para esto merece la pena probar la técnica de James Hoffman, que al preparar café en una Prensa Francesa imita la técnica de preparación de una cata de café, un Cupping.

Cupping

Básicamente hay que hacer tres cambios a la receta que pusimos más arriba:

  • Luego de agregar el agua, esperamos 4 minutos de infusión y con una cuchara “rompemos” la costra de borra que se forma en la superficie. Quitamos la espuma que queda. Esa espuma es producto de la liberación de CO2 de los granos de café y no tiene muy buen sabor.
  • Después de este paso dejamos por lo menos 4 minutos más la infusión en reposo (8 en total), e incluso podemos dejarla más tiempo. De ésta manera las partículas de café van decantando al fondo y nos permite obtener una bebida más limpia. Como es un método por inmersión, la extracción es pareja pero cada vez menos eficiente. Por ese motivo tarda mucho en resultar sobre extraída con sabores amargos y secos.
  • Luego de este tiempo bajamos el émbolo con el filtro apenas por debajo de la superficie del líquido. Así no agitamos la mezcla haciendo que vuelvan a subir los sedimentos. Finalmente lo servimos todo con cuidado.

Hay que probar las dos técnicas y decidir cuál nos gusta más. Cada una tiene sus cosas buenas!

Ventajas y desventajas de la Prensa Francesa

La Prensa Francesa es uno de los métodos más populares en las casas, para mucha gente es el primer método que usan para preparar café. Esto se debe a que tiene una serie de ventajas:

VentajasDesventajas
Muy fácil de usar. No requiere una técnica compleja y es difícil equivocarse en la preparación.Deja pasar sedimentos a la bebida, resultando algo turbia (aunque va en gustos)
Fácil de limpiar. Pueden quedar partículas de café atascadas en el filtro.
Viene en distintos tamaños y con la misma técnica podemos preparar café para compartir.
Fácil control de las variables: Molienda (si tenemos molinillo), Temperatura y Tiempo de contacto.
No requiere ningún tipo de mantenimiento especial
Podemos usarla para preparar Cold Brew u otro tipo de infusiones

Qué Prensa Francesa se consigue en Argentina

En Argentina se consiguen modelos de distintas marcas. Varían en la calidad de los materiales o el diseño de construcción, pero todas cumplen su función.

Las más conocidas, de muy buena calidad y por ende algo caras son las de la marca Bodum. Hay varios modelos con diferentes estéticas y materiales pero calidad similar. Encontramos el Chambord Original, con estilo vintage y estructura metálica, y el modelo Java o Brazil de estructura plástica y aspecto más minimalista.

Después hay muchas marcas de insumos de cocina y bazar que venden sus modelos de Prensa Francesa, con distintas calidades y diseños. Incluso hay algunas de acero inoxidable con doble pared que mantienen mejor la temperatura.

En última instancia tenemos las que se consiguen en supermercados y bazares simples, sin marca ni modelo. La ventaja de comprar un modelo de marca es que si se rompe alguna pieza se pueden conseguir repuestos iguales con mayor facilidad.

Al momento de elegir una Prensa Francesa, hay un par de aspectos de diseño que podemos tener en cuenta además de la marca:

  • La calidad del vaso, que sea vidrio tipo borosilicato, que es el material de los instrumentos de laboratorio y tiene muy buena resistencia térmica.
  • La calidad del filtro, que la malla metálica cubra bien la superficie y no esté “despelechada”. Algunas traen un resorte que empuja la malla hacia las paredes del vaso para que no queden huecos.
  • Una estructura firme, ya sea de plástico o metálica, para que el vaso de vidrio esté bien sujeto y no se deslice.
filtro prensa francesa

Resumiendo

Es fácil de usar y se obtienen resultados consistentes. Es barata y no usa filtros descartables.

La Prensa Francesa es el método ideal para empezar a preparar café en casa. Está buenísimo tener una incluso si ya tenemos otros métodos. Con una prensa francesa podemos preparar café en cantidad, usarla para preparar Cold Brew o para infusionar otras bebidas.

Al momento de elegir una Prensa Francesa no hace falta mirar la marca, pero sí una buena calidad de construcción. Esto va a definir una mejor experiencia con la cafetera, con una vida útil más larga y ayudar a brindar resultados más consistentes.

Si usamos Café de Especialidad y cuidamos la calidad del agua, siempre vamos a tomar un buen café.

café de prensa francesa